Español

¿Es posible cambiar y modernizar la escritura musical?

Muchos creen que no.

Yo pienso de otra manera. Estoy totalmente convencido de que sí es posible, y creo que ya es hora de que todos empecemos a asumirlo.

La escritura musical se ha ido desarrollando a través de los siglos y ha pasado por muchos cambios desde su existencia.  Principalmente se utilizaban diez claves. Hoy en día se utilizan tres: la clave de sol se utiliza para prácticamente todos los instrumentos y es utilizada por la mayoría de los músicos , la clave de fa se emplea para mostrar la escritura en registros bajos, como para los bajos, los trombones, el piano etc., y la clave de do (como clave de contralto y tenor) se utiliza para otros pocos instrumentos.

¿Avanzamos un paso y empezamos a hacer servir una clave única?

En mi artículo Argumentos para traspasarnos a un sistema único de claves demuestro que esto no solo es posible, sino que ahorra tiempo y es más práctico, tomando en cuenta todas las herramientas técnicas de las que disponemos en la actualidad.

La música es importantísima en la vida de los seres humanos, es una lengua compartida y disfrutada por todos, y es nuestro deber llevar su noción al siguiente nivel.

La idea está en ayudar a nuestros músicos a avanzar, para que puedan trabajar mejor y producir más música de calidad. Ya sabemos lo necesaria que es  la teoría de la música y las notas, pero no así, el empleo de varias llaves para la educación de los músicos.

No dejemos que antiguas costumbres o paradigmas sigan complicándonos los estudios, porque el uso de varias llaves realmente no es nada más que tiempo malgastado. Lo más triste es que muchos aspirantes se rinden antes de ni siquiera haber comenzado, por culpa de esta “falsa dependencia” de tantas claves.

No es necesario utilizar la clave de fa en una nota de piano.

Si un pianista es capaz de tocar según la clave de sol con la mano derecha, será capaz de hacerlo con la mano izquierda.

Si un saxofonista es capaz de tocar según el sistema de la clave de sol, un viola también lo será.

Dicho en otras palabras: todos los músicos que son capaces de tocar según dos o varias claves serán lo suficientemente inteligentes como para poder tocar música que solo esté escrita en el sistema de la clave de sol.

El futuro está en nuestras manos; recirculad las claves fa y do y escribid toda la música en un sistema visualmente parecido al sistema de la clave de sol.